Vaticano. Gallo persa

Lo Sagrado

Lo sagrado (por oposición a profano) es una noción que, aplicada a una cosa, permite a un grupo o una sociedad creer en una separación binaria espiritual o moral entre diferentes elementos que la componen, la definen o la representan (objetos, actos, ideas, valores…).

El término se utiliza en los grupos basados en la iniciación o la revelación para describir los elementos que los constituyen y fundamentan, así como todo aquello que está ligado a ellos (manifestaciones, organizaciones, etc.). Por ejemplo, en la mayoría de las religiones lo Sagrado designa todo lo que atañe a lo más fundamental de su culto.

Los elementos de lo Sagrado se consideran generalmente como inmutables: su manipulación, incluso con el pensamiento, debe obedecer unos rituales bien definidos. No respetar estas reglas, incluso actuar contra las mismas, se considera generalmente como un pecado o crimen real o simbólico: es lo que llamamos sacrilegio. El peor de los sacrilegios es la profanación, que se define como la introducción de elementos profanos en un recinto sagrado (real o simbólico).

Nótese que la noción de lo Sagrado se encuentra en todas las sociedades.

“Las cosas sagradas son las que las protegen y aíslan de las cosas profanas son a las que se aplican estas prohibiciones y que deben permanecer apartadas de aquéllas. La relación (o la oposición, la ambivalencia) entre los Sagrado y lo Profano es la esencia del hecho religioso.” Durkheim

“Lo sagrado es el respeto a la vida. La espiritualidad es el respeto de lo esencial: amar la vida, amar todas las vidas.” Bruno San Marco

El término se utiliza a veces por extensión, eventualmente por no creyentes, para calificar valores que aparecen como esenciales para una civilización (ejemplo: El respeto de la propiedad es una cosa sagrada, etc.).

En este sentido aparece en La Marsellesa:

Amor sagrado a la Patria
¡Guía, sostén nuestros brazos …
Libertad, libertad querida
¡Combate junto a tus defensores!

Lo sagrado no está ligado siempre a la represión violenta. Son las deidades la encargadas de aplicarla, a través de quienes sean sus voceros. Aunque cualquier persona puede atribuir cualidades sagradas a algo a lo que se le tenga mucho aprecio. Se evita así la profanación, que funciona como otra forma de violencia que, al no ser dogmática amenaza a la cultura, ya que no ofrece la sustitución de todos los símbolos que implica. El sacrilegio (profanación o robo de algo sagrado) quita de la trama social los elementos simbólicos que protegen su orden (la paz interna).

Mircea Eliade opina que la gente no debe interpretar la religión solamente como “creencia en deidades”, sino como “la experiencia de lo Sagrado”. El filósofo rumano analiza la dialéctica de lo Sagrado. Lo Sagrado se presenta en relación al profano. La relación entre lo sagrado y lo profano no es de oposición, sino de complementariedad, ya que el profano es visto como hierofanía.

También puedes leer:

Wikipedia. El texto está disponible bajo la Licencia Creative Commons Atribución Compartir Igual 3.0; podrían ser aplicables cláusulas adicionales.
Imagen: Vatican Persian Cock – A 1919 print of a fabric square of a Persian cock or a Persian bird design belonging to the Vatican (Holy See) in Rome dating to 600 CE. Notice the halo denoting the status of being holy or sacred. By Good Furniture Magazine(Life time: Michigan: Dean-Hicks Co) - Immediate source: acquired from Period Paper - World leader in Original Antique & Fine Art Prints - serial number 84174 Certificate of Authenticity, Public Domain

Post navigation

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *